Página de inicio

Fallece la madre de nuestro párroco, D. Juan José

cruz a10001Ayer sábado, 17 de julio, falleció DªFelisa Plaza Gonzalo, madre de nuestro párroco Juan José.
El funeral será mañana, lunes, 19 de julio a las 10:00 horas, en la parroquia Ntra. Sra. del Valle, en Malaguilla.
Nos unimos a su dolor por tan irreparable pérdida y rogamos una oración por el eterno descanso de su alma.
Nuestro más sentido pésame a toda la familia.

Mañana, lunes, a las 9:00h. desde San Ginés,
saldrá un autobús para quien desee acudir al entierro.

Comienza la Novena en honor a la Virgen del Carmen

Virgen del Carmen
Del 8 al 16 de julio
18:00 h. Exposición Santísimo, Santo Rosario y Novena
 Día 16 de julio 
Fiesta de Nuestra Señora del Carmen  

La devoción a la Virgen del Carmen es sin duda una de las devociones de mayor acogida popular. La imagen de la Madre de Dios sosteniendo con una mano al Niño y mostrando en la otra el santo escapulario, está presente en la mayoría de nuestros templos y capillas. No es de extrañar, dado que el pueblo cristiano ha tenido el buen acierto de acudir a María siempre y en todo lugar, especialmente en los momentos de mayor necesidad.

De entrada me gustaría recordar que el escapulario no es un amuleto ni nada parecido. Es un recordatorio que nos ayudará a querer más a Nuestra Madre del cielo, conscientes de que en un momento malo, en la tentación, en la contrariedad, contamos con la ayuda de María, ya que teniéndola cerca nos permitirá ser más fuertes…Leer más

Carta semanal de nuestro obispo

“Culpabilidad”

En nuestros días, bastantes personas no se sienten culpables de nada. Los males sociales y los graves problemas que afectan a la humanidad proceden siempre de los otros y de las estructuras sociales. Si nos fijamos, se repite el mismo esquema que nos propone el libro del Génesis. Adán culpa a Eva de la desobediencia a Dios y ésta a la serpiente, pero ninguno de los dos quiere asumir la responsabilidad de sus actos.

Con alguna frecuencia se escuchan voces en el seno de la sociedad afirmando que la culpabilidad es un producto de la religión. Con esta afirmación, se está insinuando que, si Dios no existiese, desaparecerían los sentimientos de culpa en las personas. Es más, al no existir los mandamientos, cada uno podría comportarse según sus deseos.

Sin embargo, los estudios filosóficos señalan que la culpa no es una invención de las religiones, sino una experiencia universal que afecta tanto a los creyentes como a quienes no lo son. Unos y otros experimentamos la invitación a hacer el bien y, sin embargo, como nos recordaba el apóstol Pablo, experimentamos que no hacemos el bien que queremos, sino el mal que no deseamos…

Leer más

15 domingo del Tiempo Ordinario B

¿Cómo puedo ser apóstol?

¿Te sientes enviado por Jesús en tu familia, en tu trabajo, con tus amigos…? ¿Eres fiel al Evangelio con tus palabras y actitudes? ¿Cómo reaccionas ante las contrariedades o la incomprensión de los demás? ¿Estás atado a tus seguridades, comodidades y  te cuesta el desprendimiento, el compromiso?

* * * *

El Evangelio de hoy (cf. Marcos 6, 7-13) narra el momento en el que Jesús envía a los Doce en misión. Después de haberles llamado por su nombre uno por uno, «para que estuvieran con él» (Marcos 3, 14) escuchando sus palabras y observando sus gestos de sanación, entonces les convoca de nuevo para «enviarlos de dos en dos» (6, 7) a los pueblos a los que Él iba a ir. Son una especie de «prácticas» de lo que serán llamados a hacer después de la Resurrección del Señor con el poder del Espíritu Santo. El pasaje evangélico se detiene en el estilo del misionero, que podemos resumir en dos puntos: la misión tiene un centro; la misión tiene un rostro.

El discípulo misionero tiene antes que nada su centro de referencia, que es la persona de Jesús. La narración lo indica usando una serie de verbos que tienen Él por sujeto —«llama», «comenzó a mandarlos», «dándoles poder», «ordenó», «les dijo» (vv. 7.8.10)—, así que el ir y el obrar de los Doce aparece como el irradiarse desde un centro, el reproponerse de la presencia y de la obra de Jesús en su acción misionera. Esto manifiesta cómo los apóstoles no tienen nada propio que anunciar, ni propias capacidades que demostrar, sino que hablan y actúan como «enviados», como mensajeros de Jesús.

Este episodio evangélico se refiere también a nosotros, y no solo a los sacerdotes, sino a todos los bautizados, llamados a testimoniar, en los distintos ambientes de vida, el Evangelio de Cristo…

Leer más

14 Domingo del Tiempo Ordinario – B

 ¿No estaremos rechazando también nosotros a Cristo con nuestras actitudes que dejan mucho que desear como cristianos: egoísmos, comodidades, falta de compromisos, con nuestros silencios y miedos de ir a contracorriente en algunos ambientes…. ?

* * * * 

La página evangélica del día (cf. Marcos 6, 1-6) presenta a Jesús cuando vuelve a Nazaret y un sábado comienza a enseñar en la sinagoga. Desde que había salido de Nazaret y comenzó a predicar por las aldeas y los pueblos vecinos, no había vuelto a poner un pie en su patria…

Leer más

13 Domingo de Tiempo Ordinario -B

“Señor, auméntanos la fe”

¿Cómo es tu fe? ¿crees que Jesús te puede curar y te puede despertar de la muerte? ¿Dedicas tiempo a hacer crecer tu fe  con la oración, con la escucha de la Palabra de Dios, con la contemplación, con el agradecimiento a Dios?
¿Tus obras dan testimonio de Aquel en quien crees ?

* * *

 El Evangelio de hoy presenta el relato de la resurrección de una niña de doce años, hija de uno de los jefes de la sinagoga, el cual se echa a los pies de Jesús y le ruega: «Mi niña está en las últimas; ven, impón las manos sobre ella, para que se cure y viva» (Mc 5, 23). En esta oración vemos la preocupación de todo padre por la vida y por el bien de sus hijos. Pero percibimos también la gran fe que ese hombre tiene en Jesús. Y cuando llega la noticia de que la niña ha muerto, Jesús le dice: «No temas, basta que tengas fe» (v. 36). Dan ánimo estas palabras de Jesús, y también nos las dice a nosotros muchas veces: «No temas, basta que tengas fe». Al entrar en la casa, el Señor echa a la gente que llora y grita y dirigiéndose a la niña muerta dice: «Contigo hablo, niña, levántate» (v. 41). Inmediatamente la niña se levantó y echó a andar. Aquí se ve el poder absoluto de Jesús sobre la muerte, que para Él es como un sueño del cual nos puede despertar…

Leer más

29 de junio, Solemnidad de San Pedro y San Pablo, Apóstoles

 

La lectura tomada de los Hechos de los Apóstoles nos habla de la primera comunidad cristiana acosada por la persecución. Una comunidad duramente perseguida por Herodes que «hizo pasar a cuchillo a Santiago, hermano de Juan» y «decidió detener a Pedro… Mandó prenderlo y meterlo en la cárcel» (12,2-4).

Sin embargo, no quisiera detenerme en las atroces, inhumanas e inexplicables persecuciones, que desgraciadamente perduran todavía hoy en muchas partes del mundo, a menudo bajo la mirada y el silencio de todos. En cambio, hoy quisiera venerar la valentía de los Apóstoles y de la primera comunidad cristiana, la valentía para llevar adelante la obra de la evangelización, sin miedo a la muerte y al martirio, en el contexto social del imperio pagano; venerar su vida cristiana que para nosotros creyentes de hoy constituye una fuerte llamada a la oración, a la fe y al testimonio.

Una llamada a la oración. La comunidad era una Iglesia en oración: «Mientras Pedro estaba en la cárcel bien custodiado, la Iglesia oraba insistentemente a Dios por él» (Hch 12,5). Y si pensamos en Roma, las catacumbas no eran lugares donde huir de las persecuciones sino, sobre todo, lugares de oración, donde santificar el domingo y elevar, desde el seno de la tierra, una adoración a Dios que no olvida nunca a sus hijos…

Leer más

Domingo, 27 de junio – Colecta Óbolo de San Pedro

El día 29 de junio, solemnidad de San Pedro y San Pablo, celebramos el Día del Papa y la colecta llamada desde los primeros siglos Óbolo de San Pedro. Por eso el domingo más cercano estamos invitados, de manera especial, a meditar en el ministerio del sucesor de Pedro, el Papa Francisco, a orar por él y a contribuir con nuestras limosnas y donativos a su misión evangelizadora y de caridad. 

 Para más información:  Óbolo de San Pedro