Jornada 24 horas para el Señor.

Caminar en una vida nueva (Romanos 6, 4).

Nuestra parroquia participara en el turno del  viernes, 8 de marzo, de 16,00 h. a 17,00 h.
en la iglesia de San Pascual Bailón.

Por iniciativa del Papa Francisco, y desde 2014, para visibilizar este tránsito entre dos partes citadas de la Cuaresma, desde la tarde del viernes de la tercera semana de Cuaresma hasta la tarde del sábado ya víspera del cuarto domingo cuaresmal, se celebra la Jornada 24 horas para el Señor”. Es una convocatoria en toda la Iglesia universal destinada a la adoración eucarística y a las confesiones sacramentales. Este año será desde la tarde del viernes, 8 de marzo a la tarde del sábado, 9 de marzo, en la iglesia de San Pascual Bailón.

«La finalidad del evento es volver a poner al centro de la vida de la pastoral de la Iglesia, es decir, de nuestras comunidades, de nuestras parroquias, de todas las realidades eclesiales, el sacramento de la reconciliación. Este es el centro del mensaje evangélico: la Misericordia de Dios, que nos da la certeza que de frente al Señor ninguno encontrará un juez, sino que encontrará más bien un padre que lo acoge, lo consuela y le indica también el camino para renovarse». 

 

Orientaciones para la Cuaresma

El tiempo de Cuaresma es un periodo del calendario litúrgico que comienza el Miércoles de Ceniza a las 12:00 y finaliza el Jueves Santo sobre las 15:00 (la hora nona) con la misa vespertina.

«La Cuaresma es el conjunto de cuarenta días simbólicos de retiro cristiano como preparación pascual. Responde al misterio de la estancia de Jesús en el desierto para verificar su vocación mesiánica. Es para toda la Iglesia tiempo intenso de preparación de catecúmenos que desean ser bautizados en Pascua, de arrepentimiento de penitentes que piden ser perdonados de sus faltas y de retiro de fíeles para profundizar su vida evangélica y comunitaria mediante una adecuada catequesis».

«El itinerario cuaresmal es un tiempo particularmente apto para despertar en nosotros el sentido de la vida cristiana concebida «como una peregrinación hacia la casa del Padre, del cual se descubre cada día su amor incondicionado por toda criatura humana y, en particular, por el hijo pródigo» (TMA 49).

Para entrar en la casa del Padre hay que franquear un umbral, símbolo del paso desde el mundo herido por el pecado al mundo de la vida nueva al que todos los hombres son llamados. He aquí por qué la Cuaresma se inicia con la imposición de las cenizas y la invitación «convertíos, y creed en el evangelio» (Me 1, 15). Con estas palabras, Jesús comenzó su misión en la tierra para reconciliar a los hombres con el Padre.

UN PROGRAMA CLÁSICO Y ACTUAL

Clásicamente, las «prácticas cuaresmales» se han formulado según el triple programa que nos ofrece Jesús en el evangelio: la limosna, la oración y el ayuno. Es un programa que puede parecer anticuado, pero que siempre nos resulta concreto y actual…

Cofradía Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno

Solemne Triduo en honor de Nuestro Padre Jesús Nazareno Días 27, 28 y 29 de febrero 19,00 h. Rosario, Triduo y Santa Misa. Primer Viernes, 1 de marzo  Misas solemnes a las 12,00 h. y a las 19, 30 h. Al finalizar la misa, besapiés. Jura de Reglas de los nuevos hermanos cofrades Viernes, 8 […]

Leer más

Manos Unidas- Campaña 2024

Semana de Manos Unidas del 5 al 11 de febrero El efecto ser humano – «La única especie capaz de cambiar el planeta» Lanzamiento de Campaña Jueves 8 de febrero, a las 18 horas, en el salón de actos de JCCLM (C/ Topete, 2- Guadalajara) con la intervención de María José Hernando Collado, del equipo […]

Leer más

Admisión de monaguillos en nuestra parrroquia

Hoy domingo, 4 de febrero, nuestra comunidad parroquial se llena de alegría por la admisión de dos nuevos monaguillos: Saúl y Óscar, a los que se les ha hecho entrega de la cruz con cordón blanco y carné en el que se recogen los valores de un buen monaguillo. Así mismo, Álvaro, Pablo y Rodrigo han renovado su compromiso y se les ha hecho entrega de la cruz con cordón rojo  y de un diploma,  como reconocimiento a su fidelidad en el servicio al Altar.

Todos ellos han participado con la misma ilusión y alegría con la que cada domingo ayudan en la misa.

Queridos monaguillos vuestro servicio al Altar no sólo es un deber, sino también un gran honor, un auténtico servicio santo. Sois mucho más que simples” ayudantes del párroco”.  Sobre todo sois servidores de Jesucristo, el sumo y eteno Sacerdote. Esforzaos en cultivar esta amistad con Él. Descubriréis que habéis encontrado en Jesús a un verdadero amigo para toda la vida
(Papa Francisco)

 

Leer más