Seminario.2016

Día del Seminario 2016


Seminario.2016
 
Enviados a reconciliar
Domingo 13 – jueves 19 de marzo  de 2016
 
El Día del Seminario se celebra el día de san José , 19 de marzo, y en las diócesis en las que no se celebra esta festividad, el domingo más cercano. En esta ocasión,  la celebración se adelanta al 13 de marzo para que no coincida con el domingo de Ramos, que es el domingo más próximo.
__________
 
Entre las muchas sensaciones que se nos despiertan cada día (alegría, tristeza, confianza…) hay una de ellas que es especial, porque nace de lo profundo de nuestro corazón y porque llena de sentido nuestra vida. Es la sensación de estar en paz, reconciliados.
 
En el Seminario, mediante una formación integral con especial atención a la vida espiritual, procuramos ayudar a nuestros seminaristas areconciliar su vida , y así también puedan ser instrumento de reconciliación para otros. Es fundamental que crezcan en una madurez humana que les permita ser personas buenas y comprender la realidad que nos rodea. Se les pide que aprendan a relacionarse con los demás desde los valores del evangelio, sobre todo a saber perdonar. Se les invita a dejarse alcanzar por Dios en el corazón, y a seguir con alegría a Jesús, buen pastor…  
 
En definitiva, se preparan para ser enviados a un mundo que necesita experimentar la misericordia de Dios. El Espíritu Santo es quien les fortalece para esta misión.

 Es evidente que el ministerio de los sacerdotes para llevar a cabo esta tarea hoy es esencial. Y es muy cierto que para que el día de mañana siga habiendo sacerdotes que continúen con esta misión es necesario que cuidemos «la cantera», nuestro seminario. Dios, sin duda, sigue llamando a niños y jóvenes de nuestra diócesis a la vocación sacerdotal. Merece la pena, y merece la vida creer, rezar y trabajar por ello.

 
Aprovechemos la oportunidad que brinda nuestro Seminario, y acerquémonos con chavales a conocer esta realidad. Invitemos a alguna familia cristiana a plantear en su casa la pregunta sobre la vocación sacerdotal.  No nos condicione el resultado, pues los frutos no dependen de nosotros, pero no dejemos de labrar bien la tierra y sembrar con ilusión.
 
Pongamos en Dios todos nuestras esperanzas y pidamos a san José y a nuestra madre María la intercesión por nuestro Seminario Diocesano.
 
José Benito Sánchez Gutiérrez
Rector del Seminario
Fuente: siguenza-guadalajara.org
Publicado en Campañas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.