31 domingo del Tiempo Ordinario – B

 
anagrama misa de las familias
 
Monición de entrada:
Seguro que alguna vez habéis hecho un regalo a vuestros padres, abuelos o a alguien a quien queréis mucho para demostrarle vuestro cariño, y para decirle que les estáis agradecidos por las cosas que han hecho por vosotros. Nadie nos puede obligar a querer ni a regalar: lo hacemos porque nos sale de dentro. Pero el regalo que más les gusta a las personas que nos quieren de verdad es que nos comportemos bien. Este es el tema de nuestra Eucaristía: el amor que Dios nos tiene y cómo podemos responder a ese amor, cuál es el regalo que a Dios le gusta que le hagamos…

1ª Lectura: Dt 6,2-6: El libro del Deuteronomio nos cuenta cómo Moisés transmite a su pueblo el primer mandamiento. ¿Cuál es? ¿Qué dice que se puede hacer para no olvidarse?
 
Salmo 17Yo te amo Señor, tú eres mi fortaleza.
 
2ª Lectura Hb 7,23-28
 
Evangelio, Mc 12,28-34:
El evangelio de San Marcos nos cuenta cómo responde Jesús a una persona que le pregunta por el primer mandamiento. ¿Dice lo mismo que Moisés, o añade algo más?
 
Preces:
1. Porque formamos parte de la Iglesia y queremos amarte con todo nuestro corazón amando a Dios y al prójimo corno tú lo hiciste, enséñanos, Señor. TODOS: ENSÉÑANOS, SEÑOR.
 
2. Porque queremos amarte con toda nuestra alma aceptándonos como somos, e intentando cambiar en las cosas que nos hacen daño, enséñanos, Señor. ENSÉÑANOS, SEÑOR.
 
3. Porque queremos amarte con toda nuestra mente amando a las personas que tenemos a nuestro lado, enséñanos, Señor. ENSÉÑANOS, SEÑOR.
 
4. Porque queremos amarte con todo nuestro ser siendo solidarios con todos los que sufren, enséñanos, Señor. ENSÉÑANOS, SEÑOR.
 
Invitación a comulgar:
San Agustín decía Cuando el sacerdote pone delante de ti la sagrada forma, dice: «El cuerpo de Cristo». Y tú respondes: Amén. Ese «amén» quiere decir: Yo creo que cuando recibo el cuerpo de Cristo me uno más a Cristo. Y También: Yo creo que cuando recibo el cuerpo de Cristo me uno más a mi prójimo.
 
Despedida: Amigos: La misa ha terminado. Que también a nosotros nos pueda decir el Señor: «Tú no estás lejos del reino de Dios»
 
Publicado en Eucaristía de las familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.