anagrama misa de las familias

6º Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo A

anagrama misa de las familias
  
Manos Unidas.17
 
Monición de entrada: Bienvenidos a la Santa Misa. Necesitamos venir a Misa para que la palabra de Dios vaya penetrando en nosotros y nos ayude a asemejarnos más a él, y para que su pan de vida nos alimente. Hoy celebramos la Jornada contra el Hambre de Manos Unidas con el lema:
 
“El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida”
 
  
 
 
 
  
1ª Lectura: (Ecle. 15,16-21) Un sabio del Antiguo Testamento nos invita a decidirnos, nos invita a saber escoger el camino de Dios.
 
Salmo 118: «Dichoso el que camina en la voluntad del Señor»
   
2ª Lectura: (ICort. 2,6-10) San Pablo nos dice que la sabiduría de Dios es la que da la verdadera felicidad.
 
 
Evangelio: (Mat. 5,17-37) Hoy en el evangelio escucharemos una parte importante del sermón de la montaña. Jesús nos dice cómo debemos actuar respecto a los demás.
  
Con la confianza de hijos, dirijamos nuestras súplicas al Padre por todos los que sufren y se encuentran en necesidad.
  
Preces:
 
1. Por la Iglesia, por los que gobiernan las naciones, por nosotros y por cuantos podemos y queremos prestar nuestra ayuda y solidaridad a los necesitados. Roguemos al Señor.
  
2. Por todos los que padecen hambre y cualquier forma de necesidad. Roguemos al Señor.
  
3. Por los refugiados y exiliados, por los que viven lejos de sus familias y de su propio ambiente. Roguemos al Señor.
 
 4. Por todos los que hacen posible la misión de Manos Unidas, para que la caridad de Cristo brille en ellos y se extienda a todos los hombres. Roguemos al Señor.
   
5. Para que el Señor siga suscitando corazones generosos y manos dispuestas a compartir sus bienes con los más desfavorecidos. Roguemos al Señor.
  
Atiende, Dios todopoderoso, los gemidos de tus hijos en dificultad. Confórtalos y sostenlos con tu providencia divina. Por Jesucristo, nuestro Señor.
  
 jueves
 
  
Invitación a comulgar: Señor, que nos acerquemos ahora a tu mesa con alegría y con humildad, porque nos das como alimento, tu cuerpo y tu sangre.
  
Despedida: La ley de Cristo se resume en amar a Dios y amor al prójimo. ¿Qué podemos hacer hasta la próxima vez que nos reunamos en la misa en favor de los demás?
amor que une.

 

Publicado en Uncategorized.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *